Del Tros al Plat se trata de una propuesta que nace desde las demandas de un nuevo mercado de turismo que se aproxima a Valencia solicitando autenticidad en la experiencia. Por lo que queremos utilizar nuestra condición de habitantes de una tierra que ha producido a lo largo del tiempo una cultura que está basada en la relación cultural entre el producto y su explotación económica, entre la tierra y la cocina. Es por lo que hemos querido presentar una experiencia que vincula el principio y el final del proceso. El tros como inicio del proceso de producción, de la siembra que provocará la cosecha base del cultivo agrario. El plat como culminación de todo el sistema alimentario de nuestra dieta. Plataforma principal de la satisfacción humana y expresión básica de la acción social de compartir una experiencia culinaria.

Nuestros visitantes, aquellos que buscan la singularidad en el viaje, la excelencia en la experiencia vivida y por la que están dispuestos a invertir su tiempo, tienen un alta expectativa de nosotros. Consideran, precisamente que nuestra “autenticidad” como destino turístico está fundamentada en nuestra manera de disfrutar lo que nos da la tierra: el tiempo, la serenidad de su gente y la libertad en la que nos hemos investido como sociedad. Esto es lo que representa “Del tros al plat” plato y es por esto que vamos a hacer de esta propuesta un reclamo potente para nuestros mercados turísticos.

Objetivos

Este proyecto está diseñado para poder conseguir cuatro objetivos:

1. Singularizar el valor de un producto agropecuario de proximidad.

2. Valorar el sistema de comercialización que hace posible el alcance del producto al consumidor final.

3. Vincular la excelencia de nuestra gastronomía con el producto y el territorio donde se produce.

4. Difundir el valor de nuestra cocina desde la esencia de los productos agroalimentarios producidos en nuestro territorio.


Producto
de proximidad

Las características orográficas de Valencia, llenas de elevadas cordilleras litorales que apenas han dejado una estrecha franja alrededor de los ríos y cara al mar, han permitido por su riqueza, cuantiosas producciones agrarias que han facilitado la confirmación de las explotaciones variadas y con un alto valor nutricional. El paisaje valenciano, ha sido marcado por su capacidad de producción que ha provocado el establecimiento de un puñado elevado de productos agrarios en total renovación. Desde el aceite hasta el vino, desde la almendra hasta las cerezas, desde el nabo al tomate.

Históricamente, el alrededor de la ciudad de Valencia en concreto y de todo el territorio valenciano en general, ha sido vinculado a su entorno más inmediato. La Huerta de Valencia ha formado parte de la ciudad, de la misma por lo que la ciudad ha crecido gracias a esa gran despensa del entorno. Pero los caminos hacia la meseta peninsular hacia vinos, trigos y otros alimentos o los puertos que se han vertido en “canal” de Dénia, son pruebas de que los valencianos hemos estado siempre vinculados a los productos de nuestro entorno, lo que ahora se denomina productos de proximidad.

Vamos a hacer por tanto una presentación de una selección de productos que están a nuestro alcance y que forman parte de nuestra dieta habitual. Aquella que está en nuestras mesas y que conforma la base de nuestra alimentación.

De manera pautada y combinada nuestro proyecto presentará una recopilación de los principales productos de la huerta y el secano de la tierra y del mar que hacen tan singular nuestra despensa.


Mercados

La vinculación entre la producción y la población se ha consolidado para con un sistema de comercialización que de forma habitual ha conformado la honorabilidad del comercio. Buena muestra de ello cuenta el inicio de la filacteria que decora la sala de contratación de la Lonja de los mercaderes de Valencia:

“Gustad y véase, conciudadanos, pues buena es la negociación que no lleva engaño en la lengua, que jura al prójimo y no falta el juramento, que no deja dinero en usura. El comerciante que así actúe abundará en riquezas, y al fin disfrutará de la vida eterna”.

La Tira de Comptar es una expresión de la comercialización más directa entre el productor y el consumidor, hay, sin embargo, una fórmula antigua que realiza esta función, el mercado. Nuestros pueblos tienen un mercado permanente y una red completa de tiendas especializadas que aproximan los productos al consumidor. Incluso las nuevas fórmulas de distribución agroalimentaria, los supermercados en Valencia también utilizan las lonjas y mercados donde se abastecen de los productos de proximidad. Este sistema goza de una alta aceptación. No es casualidad que las principales empresas de comercialización agroalimentario al detalle sean valencianas.

En esencia la comercialización continúa manteniéndose como base el mercado. Que no es más que un espacio en el que se aprovechan las relaciones mercantiles entre el mundo agropecuario y su distribución hacia el consumidor.

En el caso valenciano la presencia de Mercavalencia, ocupa un peso importante en la distribución de alimentación, especialmente los productos frescos de frutas y verduras, junto con la lonja del pescado y el matadero de carnes. En esta plaza llegan mercancías de Requena o la Vall d’Albaida, de la Huerta o de la Marina. Y distribuyen a los mercados que van desde Benicarló hasta más allá del Mascarat.

En nuestro proyecto, los mercados forman parte de un relato que se verá reforzado por dos acciones. Por un lado en la presencia periódica de campañas singularizadas de promoción de un grupo de productos que en ese tiempo son protagonistas de Del Tros al Plat. Por otra la creación de una etiqueta que aportará información permanente a cada producto de Del Tros al Plat en los mercados y las cocinas.


Excelencia
gastronómica

El producto agroalimentario, como representación de la singularidad de nuestra tierra asume el grado de excelencia, justo cuando llega a la cocina. Los fogones de las casas y los restaurantes han dado un grupo importante de cocineros que han sabido encontrar un punto sublime en su trabajo. Algunos de ellos han entrado en la cada vez más mediática cocina de autor. Otros, muchos de ellos mantienen la excelencia en el cuidado del trabajo y la pretensión de conseguir en cada plato el sabor del recuerdo de una experiencia vital.

Todos ellos, consiguen incorporar a los productores agroalimentarios en el grado de dignidad que le corresponde, ya que sus platos tienen como origen un producto de alta calidad.

Muchos de los platos que aparecen tienen como referencia una herencia que se ha ido manteniendo a lo largo del tiempo. Una gastronomía que está vinculada a la dieta mediterránea ha convertido a nuestros cocineros en embajadores de nuestra tierra alrededor de todo el mundo.

La huerta o el secano, el mar o la montaña son interpretados por estos actores con una voluntad de conseguir el objetivo de poner en valor una cultura de la cocina una costumbre del plato que está vinculada con un comportamiento cultural de nuestra sociedad. Hacer el desayuno o ir de paella, supone algo más que sentarse en la mesa. Es todo un ritual que acompaña la alimentación y que conforma la forma de ser de la gente de aquí.

En este proyecto, los cocineros seleccionados, aportarán su conocimiento sobre los productos y demostrarán su capacidad de generar un plato que desde la raíz de nuestros comportamientos permite conseguir un elevado valor en su consumidor.


Territorio

Los visitantes a nuestra tierra descubren una gente que les procura una excelencia en su manera de entender la vida. No es más que el fruto lo que de una manera generosa aporta nuestra tierra y nuestro mar. La “dieta mediterránea” asume en nuestro pueblo una especial relevancia que nos otorga un atractivo especial.

Esto es lo que queremos ofrecer a los mercados turísticos a que acudiremos en este proyecto. Una fórmula perfecta para disfrutar de nuestra forma de ser que está fundamentada en una cocina que no se podría conseguir en ningún otro lugar. Puede ser otros tengan potentes fogones y excelentes cocineros. Pero seguro que no son mejores que los que se encuentran en nuestras tierras. Cocinas que mantienen una despensa llena de productos de proximidad incrementando la calidad de la alimentación y que generan una manera, una forma de ser. Esa es la principal singularidad de nuestra propuesta.

Del Tros al Plat será el mejor reclamo de nuestro territorio para una gente que encuentra en nuestra gente el principal atractivo de su opción viajera. Un reclamo que garantiza la luz de un tiempo estable y armónico que permite la singularidad de sus productos.


Acciones

Este proyecto tiene tres grupos de acciones complementarias y consecutivas: El alimento, la Cocina y el Turismo

Alimento

La primera acción de este proyecto consiste en presentar la base de nuestra referencia: el producto agroalimentario. Para lo que se seleccionarán un grupo de no menos de cuatro productos que proceden de nuestro entorno. Puede ser uno de la mar, otro de la huerta, otro del secano y otro de la montaña. Esta selección se hará siguiendo las instrucciones y recomendaciones de los productores, de las cooperativas agrarias y de los sindicatos agropecuarios y los responsables de su elaboración culinaria.

Con esta acción se pretende además de hacer una presentación singularizada los productos de nuestro entorno, difundiendo la bondad de su calidad, vincular el producto con el territorio y su gente. Por lo que se hará una presentación con una representación los productores (agricultores o pescadores) conjuntamente con gente de instituciones académicas que dan un valor añadido al producto presentado.

En esta misma acción se deben difundir las bondades del sistema de comercialización de nuestra sociedad. La existencia de mercados municipales y tiendas de alimentación que se abastecen de los grandes centros de distribución de productos alimentario. De forma mayoritaria la demanda de nuestro consumo se fundamenta en la distribución de aquellos productos que se elaboran en nuestro entorno. Desde la Mariola en la Canal de Dénia, desde el Maestrat a l’Horta de Valencia.

Usaremos una campaña de promoción específica que se distribuirá dentro de nuestros mercados municipales y tiendas de alimentación. Esta campaña estará fundamentada en el relato que los productores y las instituciones antes mencionadas realizan los productos referidos.

Esta campaña tendrá una duración de una semana, pero su información se mantendrá utilizando distintos canales de promoción como ahora las páginas webs existentes o aquellas que se generan específicamente, o haciendo referencias impresas o audiovisuales para toda la red de comercialización desde todos sus canales.


Cocina

Puede ser que esta acción sea mucho más llamativa por la propia dimensión que a estas alturas está manteniendo la gastronomía. Pretendemos hacer una selección de cocineros que de manera heterogénea, representen la “miga” de la cocina de nuestras tierras. Obviamente no renunciamos a la producción de excelencia pero entendemos, que en este proyecto se busca la singularidad de nuestra cocina en su valor más general. Por lo que, especialistas en la cocina, que van desde formadores hasta críticos y periodistas especializados, coordinarán está acción.

Se pretende que en cada acción un periodista o crítico, coordine la selección de los cocineros, y sea él quien construya el relato entre el producto seleccionado y su elaboración gastronómica.

La puesta en escena de esta acción tendrá previsiblemente un formato de show cooking. Con la coordinación de la escuela de cocina de la fundación Cruzcampo y las instalaciones del grupo la Sucursal en Veles e Vents, se puede gestionar un proceso de confección de producto culinario que a la vuelta será coordinado por el periodista encargado de hacer de maestro de ceremonias o responsable de cada una de las acciones realizadas.

En este proceso y ya que el espacio goza de condiciones óptimas para su realización, se generarán acciones complementarias que le darán una mayor visualidad al proyecto. Nos referimos a exposiciones tematizadas de reducida dimensión, pero muy vinculadas en la acción realizada y que tendrán una vigencia de un días. Del mismo por lo que con el resto de materiales, esta producción entrará a formar parte del material que de forma genérica debe convertirse en la base de relato que nos debe servir para generar el reclamo turístico necesario, a la vez que permitirá una mejor integración de la sociedad valenciana en el asunción de la bondad de nuestros productos y en la excelencia que provoca su elaboración culinaria.


Turismo

Una de las finalidades de este proyecto es tener la capacidad de generar un relato bien armado que nos permita hacer una presentación en los principales mercados turísticos internacionales. Se pretende por tanto presentar ante los principales operadores turísticos internacionales, Valencia como un destino atractivo en la que la singularidad de su producción agraria forma parte de nuestra cotidianidad y provoca la confección de un producto gastronómico excelente.

Por lo que se recogerá los principales materiales conseguidos en la realización de las acciones anteriores. Se elaborará un producto audiovisual y gráfico para poder apoyar en la presentación in situ de las muestras gastronómicas que se hayan producido en todo el proyecto.

Los agentes turísticos implicados en este proyecto serán los encargados de darle la mayor difusión y sobre todo, preocuparse de generar los canales de retorno turístico de todo el proyecto. En este grupo, la presencia de la Turisme Comunitat Valenciana, así como el papel que el Patronato de Turismo de València, garantizarán la presencia institucional, que estará reforzada por la participación de empresas del sector turístico que generarán productos turísticos específicos y que deben ser presentados en los foros de comercialización más relevantes.

Se confeccionará una lista de mercados, que con la colaboración de las oficinas de promoción turística españolas, garantizará el éxito de su impulsada en escena.

Todo el material audiovisual y gráfico producido, entrará a formar parte de las herramientas estratégicas de promoción turística de València y podrá sumarse a las otras iniciativas, que en el ámbito del turismo gastronómico se están llevando adelante desde TCV y otras instituciones públicas vinculadas a la gestión turística.